Feeds:
Entradas
Comentarios

img_2584
Y yo me pregunto, en un pasado distante ¿qué era exactamente ese local donde se lee Cositorta?, ¿acaso, según la lógica, una tortería?, ¿alguna cosa sin sentido por aquello de cosa, coso, cosito…?

Lo que haya sido, definitivamente no prospero y en algún momento tuvo que cerrar, sin embargo el anuncio prevalece, manteniendo viva la incógnita…

img_8046
Extraña costumbre de nuestra burocracia, que aun cuando el 20 de noviembre cayó en domingo, recorrieron el día festivo al lunes 21 para hacerse de un fin de semana largo.

Otra extraña costumbre, la nuestra en general, que a pesar de la incertidumbre en lo concerniente al peso/dolar, a nadie le preocupa mucho o le preocupa poco comprar a meses sin intereses, aun sin tener la seguridad de que realmente estaremos vivos todos esos meses que pactamos con el establecimiento, por otra parte, casi de manera premonitoria, los tres primeros días del Buen Fin estuvieron muy nublados y bastante helados, definitivamente malos tiempos para endeudarse.

Tal vez no sea para tanto, tal vez los planes de Donaldo Trompiates no afecten nuestra economía futura, de cualquier forma no está de más ser un poco ahorrativos y un mucho previsorios.

Cosas mejor que hacer

img_5456
La televisión, ese invento que nos ha robado miles de horas a lo largo de nuestra vida, es un objeto que no merece que nos sentemos ante ella para entregarle por completo nuestra atención.

Tanta perdida de tiempo es, que en los programas que transmite nadie está viendo la tele, si no, haga usted la prueba cambiando uno a uno todos los canales y verá que en la TV nadie ve la la televisión, el mensaje que nos muestra es demasiado claro, nosotros también deberíamos dedicarnos a vivir nuestra vida, o nuestra fantasía, o leer un libro, o estar con nuestra familia, o lo que sea pero no nada más viendo la tele.

Simpatica intromisión

dsc_0180
Otra de las grandes atracciones de la Filux, además del Arcoiris Global, fue la instalación denominada Intromisión de la australiana Amanda Parer en la Plaza Santo Domingo, donde cinco conejos monumentales, blanquisimos e intensamente brillantes, se ganaron el cariño de todo aquel que paseo entre ellos, incluso llegando a desear que no se fueran nunca…

dsc_0097-2
Después de Día de Muertos la Vida de Peatón pareció morir de pronto, por fortuna la luz llego a la Ciudad de México a través del Festival Internacional de las Luces Filux 2016 devolviendole la vida a este blog, y así llego también una excusa para hablar de las maravillas, permanentes y temporales, que podemos encontrar por las calles.

A pesar del frió que hizo durante las cuatro noches que duró la Filux, la gente asistió y recorrió la mayor parte de los puntos donde se exponía algunas de las instalaciones, de hecho, el último día se podían encontrar enormes filas para entrar al Antiguo Palacio del Arzobispado, al Palacio de la Autonomía, al Museo de las Culturas y al Museo de la Luz, pero sin duda, el arcoiris que partía del Monumento a la Revolución, recorriendo la avenida Juárez y la calle Madero hasta el Zócalo, fue una de las estrellas de la Filux que más brillaron.

Arcoiris Global es una instalación de arte público con luz, de gran formato, creada por Yvette Mattern. La pieza emite siete rayos de luz láser representando el espectro de color de un arcoiris natural: Rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta. La proyección de luz láser de más de 120 watts, irradiando en líneas horizontales paralelas, crea un arco natural en la perspectiva del horizonte, simulando el arco natural de un arcoiris, y tiene una trayectoria o espectro de visión de hasta 60 kilómetros, dependiendo de las condiciones atmosféricas.

image1
Trajineras de luz parecen navegar sobre nuestro Zócalo, como una referencia al pasado lacustre de la gran Ciudad de México, al fondo la Catedral Metropolitana y el Sagrario parecen desvanecerse entre la penumbra de la noche del Día de Muertos.

103 trajineras formaron parte de la ofrenda monumental que este año fueron instaladas en la Plaza de la Constitución.
image

La casa de Cañitas

img_8182
Esta casa dio origen a una historia de terror, un libro y una película, se encuentra en la calle Cañitas # 51 en la colonia Popotla, ahí fuerzas obscuras o sucesos paranormales fueron liberados con un juego de la ouija, después de eso, catorce personas perdieron la vida, muchos de aquellos que participaron en la sesión con la tabla en mayo de 1982, pero también un sacerdote que fue implicado en busca de ayuda y hasta un posible comprador quien al dirigirse hacia la casa tuvo un accidente automovilístico.

La personificación del mal que alteró la paz de aquel domicilio y que tomó el aspecto de un monje, cuentan que jamás desapareció, aunque hay quienes opinan que ahí el único que asusta es Carlos Trejo, eso es lo que me dijo quien me explicó como llegar, otra persona que lo conoció antes de que pasara todo eso, dice que algo cambio en él, que algo malo lo acompaña, esta es sin embargo, una de las leyendas más famosas de nuestra ciudad y una de las más inquietantes historias de lo paranormal en el mundo.
img_8175
img_8173