Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 abril 2010


¿Qué estas haciendo ahora?…

Por supuesto, en este momento estas leyendo esto, pero la cuestión en si es que tenemos la costumbre de hacerlo todo sin estar ahí, como si estuviéramos en otro lado, hemos perdido la capacidad de disfrutar el momento, siempre hay algo que nos distrae.

Nuestros pensamientos suelen estar en otro lado; mientras vivimos el presente, pensamos en cosas que ya pasaron y en cosas que aún no suceden, no nos concentramos en el momento.

Es probable que por eso demasiadas veces todo nos parece rutinario, viviendo nuestras vidas por pura inercia, sin embargo si nos enfocáramos en disfrutar el instante (olvidándonos del pasado o del futuro), definitivamente seriamos más felices.

No es sencillo, pero ayuda mucho el preguntarse: ¿Qué estoy haciendo ahora?, es una forma de recordarse constantemente el disfrutar el momento, y estar más consciente de lo que realmente nos gusta, además de regresarnos al aquí y ahora.

Tal vez el ver la televisión no es algo que nos guste del todo y preguntarnos ¿Qué estoy haciendo ahora? nos sugierá hacer algo que disfrutemos más como por ejemplo hacernos un buen café, leer un libro que hemos postergado o escuchar un disco que hace tiempo no ponemos.

Después de esto, en cualquier rato, hoy o mañana , pregúntense:

¿Qué estoy haciendo ahora?

… y no olviden las tres reglas:
disfrutar el momento,
no pensar en cosas que ya pasaron,
ni pensar en otras cosas que aún no suceden.

Read Full Post »

Si usted viaja en metro, debería estar consiente de que no sólo esta transladandose de un sitio a otro por tres pesos únicamente, también tiene la oportunidad de presenciar breves presentaciones de talentosos músicos ambulantes, los cuales por cierto, aprovechan el traslado de estación a estación (como diría David Bowie influenciado por el Trans-Europa Express de Kraftwerk) intentado no ser detectados por los vigilantes que aguardan en los andenes, todo esto sin pagar los nueve pesos que en “realidad” es el verdadero valor de nuestro transporte subterráneo, dice nuestro gobierno capitalino.

Notese como al llegar a la estación dejan de tocar…

Read Full Post »


Inaugurada el 5 de abril de 1956, en sus muros surgió la monumental ornamentación a base de piedra natural creada por Juan O’Gorman.

El mismo explicó el proceso de recolección y selección de estas piedras:

“… Para hacer los mosaicos era necesario obtener piedras de todos los colores posibles. Para ello emprendí viajes por toda la República Mexicana, después de haber consultado el caso con un viejo ingeniero de minas, amigo de mi padre (su padre fue el ingeniero de origen irlandés Cecil O’Gorman de quien aprendió pintura), quien me indicó los lugares donde podría encontrarlas. Visité muchos minerales y canteras para recoger muestras de cada uno de ellos, haciendo una colección integrada por aproximadamente 150 piedras de diferentes colores para seleccionar los que tuvieran mayor coloración posible.

En el estado de Guerrero encontré los amarillos, los rojos y los negros; varios colores verdes también los encontré en los estados de Guerrero y Guanajuato. En Hidalgo encontré piedras volcánicas de color violeta y dos calcedonias de color rosa. Nunca logramos encontrar piedra de color azul, a pesar de que me habían indicado que podría encontrar este color en Zacatecas, en una mina o sitio llamado Pino Solo. Emprendí la expedición que requirió dos días, acompañado por guías y provisto de mulas, hasta dicho sitio lejano, atravesando el desierto de Zacatecas. Allí encontré efectivamente, una calcedonia azul.

Finalmente seleccioné diez colores con los cuales podían hacerse los mosaicos: un rojo Venecia, un amarillo Siena, dos rosas de diferente calidad, una casi color salmón y la otra con tendencia al color violeta, un color gris violáceo, el gris oscuro del Pedregal, obsidiana negra y calcedonia blanca; también fue posible emplear el mármol blanco, dos tonos de verde… Para el azul empleé el vidrio coloreado en trozos y después triturado como si se tratara de piedras, o bien, hecho en placas para usarlo como se utiliza en los mosaicos de vidrio…”

Esta pared está marcada formalmente por la distribución de figuras a partir de una faja o columna de motivos centrales, y de dos grandes discos a los lados; propone una visión del mundo europeo en conjunción con el indígena, y desarrolla el esquema del mundo colonial novohispano.

Presenta los fundamentos del pensamiento español en ese tiempo, marcados por la contradicción entre Dios y Demonio, entre la religiosidad y la mundanidad, como bases de la cultura.

Preside el conjunto un enorme escudo de la casa de Habsburgo, que gobernaba España en la época del descubrimiento y conquista de América, rodeado de figuras entre las que destacan las fechas de inicio y terminación del virreinato en México (1521-1820); del escudo emergen un brazo con una espada y otro con la cruz. Le sucede hacia abajo en la serie vertical de motivos, el par de Columnas de Hércules, parte del lema de la misma casa reinante (Non plus ultra); a los lados un templo griego, y más abajo un templo cristiano colonial, del que parecen salir las manos de Cristo redentor asociadas a una fortaleza y a un templo. Estos símbolos señalan la disposición de motivos en el mural: del lado derecho las armas y frutos de la guerra; del opuesto, los frutos de la cultura más o menos constructora.

En los vértices derecho e izquierdo se repiten los motivos de la luna y el sol, próximos a series de formas que recuerdan imágenes de los mundos prehispánico y colonial.

Las dos grandes circunferencias simétricas que resaltan en los dos campos laterales, hacen alusión a la concepción heliocéntrica de Copérnico y geocéntrica de Ptolomeo, presentando en sus centros las figuras de la tierra y el sol según dichas teorías, y rodeadas respectivamente por los signos del Zodíaco y los de las constelaciones. Debajo de estos discos se ven, en el mismo orden, el plano de la antigua Tenochtitlán, en la versión del mapa de Nuremberg de 1525, y la imagen del águila que cae, recuerdo de Cuahtémoc, el último gobernante mexica. En un lado de la porción izquierda se observa un escudo de León y Castilla, las dos casas reinantes de la España medieval, que se unen precisamente en los años del descubrimiento del Nuevo Mundo.

Hacia los lados y debajo de éstas hay muchas figuras que subrayan los dos aspectos de la conquista española, el civil y el religioso, destacando de uno y otro lado las figuras del conquistador Hernán Cortés y del primer arzobispo de México, Fray Juan de Zumárraga. Del lado izquierdo aparece también la escena de la quema de códices mayas, realizada por órdenes del obispo de Yucatán, Fray Diego de Landa. Enfrentado a este fragmento, en la parte baja del lado derecho se representa al soberano español otorgando a los indígenas las Leyes de Indias, teniendo como testigo un estandarte en el que aparece la imagen de la Virgen de Guadalupe.

No faltan, entre la multitud de formas, encarnaciones de ángeles y alguna del diablo, iglesitas, fortalezas, escudos, cañones, con las que O’Gorman hace alusión a la pintura popular, que le era tan querida.

Chequen este enlace de la Biblioteca Central donde podrán encontrar mucho más información de esta magna edificación que bien podría ser una de Las Siete Maravillas de la ciudad de México.

Read Full Post »

Imagen de la Virgen de Guadalupe


Todo aquel creyente que ha visitado La Villa y cruza el pasaje bajo la tilda de la Virgen de Guadalupe, se lleva un recuerdo en la memoria de su celular, tal vez esta sea una de las imágenes que más es fotografiada con teléfonos y con toda seguridad la que más permanece en estos aparatos, de hecho, mucha gente la usa de papel tapiz o de protector de pantalla.

Si a alguien por ahí le interesa, puede descargar desde esta pagina y hasta su celular esta imagen, en caso de que una visita a La Basílica les resulte complicada por la distancia o por lo que sea…

Read Full Post »

En el Tepeyac


Un lugar casi mágico de nuestra ciudad, a pesar de tantísima gente que confluye, son estas escaleras en lo que se le llama el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, por las que se puede llegar al sitio donde se recuerda el milagro de las apariciones de la Virgen de Guadalupe en donde desde 1526 se ubica la primera parroquia construida en el Tepeyac, la Capilla del Cerrito.

Read Full Post »

Un papamóvil a la mexicana


Este es el papamóvil que Juan Pablo II uso en su primer visita a la Republica Mexicana y que es ni más ni menos que un camión Dina al cual se le removió el toldo y las ventanas laterales para que el pueblo pudiera contemplar al papa.

Actualmente se exhibe entre la antigua y la nueva Basílica de Guadalupe.

Read Full Post »

Feliz de ser un fideo


… Pero yo más feliz de probar un buen fideo seco.

¡Muchos días de estos para mí!.

Read Full Post »

Older Posts »