Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 mayo 2017


En primer plano tenemos al Hospital de Terceros de San Francisco, junto a éste, el acueducto que concluía a unos pasos en la Fuente de la Mariscala, más allá por fin algo conocido, la Alameda Central, a la derecha del Hospital de Terceros que después fue reemplazado por el Palacio de Correos, ya se encontraba el Palacio de Minería y en frente el Convento y Hospital de San Andrés, lugar donde se erigió el Palacio de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, que hoy ocupa el Museo Nacional de Arte.

Estamos hablando que la calle que cruza es el Eje Central, la de este lado, Tacuba, y del otro, Avenida Hidalgo, en aquel entonces la que una vez fue Niño Perdido hacia el sur era la Calle de Santa Isabel, hacia el norte la Calle de las Rejas de la Concepción, este pequeño tramo de Tacuba se le llamaba Calle de San Andrés, Hidalgo era entonces conocida como Calle del Puente de la Mariscala.

Aquí Pedro Gaudi nos transporta al año de 1840 mostrándonos, como el título nos indica, el Palacio de Minería, pero además dándonos detalles de cómo era la cotidianidad en aquellos días, incluidos personajes como el aguador,  unos años antes Charles La Trobe, excursionista en México, le llamó la Ciudad de los Palacios, después de maravillarse con sus portentosas construcciones, ahora en este nuestro presente, todos en algún momento por múltiples motivos hemos pasado por ahí, pero sin darnos cuenta de toda la carga histórica que un lugar como esté puede tener, pues bien, ya tenemos algo en que pensar la próxima ocasión que caminemos por esas calles.

Read Full Post »


Después de 60 años nuestro Zócalo capitalino ha comenzado a ser restaurado, así poco a poco irán retirando el piso por donde tantas veces caminamos contemplando los alrededores, para ser sustituido por lo que denominan concreto hidráulico…

Y mientras avanza la demolición del asfalto, uno esperaría que de la tierra que va quedando al descubierto emergieran nuestros dioses ancestrales, total, qué les cuesta escarbar ligeramente un poco más profundo; recordemos que cuando en 1790 el conde de Revillagigedo, virrey de la todavía y no por mucho tiempo Nueva España, mandó nivelar el piso de la Plaza Mayor para el nuevo empedrado de entonces, encontraron la Piedra del Sol y un año después la Coatlicue, ojalá Mancera, como un moderno Revillagigedo, aprovechará esta oportunidad única para desenterrar algo de lo que los conquistadores quisieron que jamás nos enteráramos, lo único que se lo impediría son los tiempos que está obligado a cumplir por aquello de los festejos de septiembre.

Read Full Post »


Uno de los leopardos de bronce de Miguel Noreña observa, exactamente igual que hace casi 130 años, cómo transcurre el tiempo que con sus horas, minutos y segundos, años, meses y días, no muestra cambio alguno en su comportamiento.

La que ha cambiado y de que forma, es está, nuestra ciudad, excepto por la casona que le ha hecho buena compañía desde hace más de un siglo, todo lo demás y que no era mucho se ha ido, incluido la estación de ferrocarriles Colonia, poco a poco se fue llenando de todo, cada vez más casas y luego edificios, unos cuantos carros y luego demasiado trafico, algo de gente y luego manifestaciones y plantones… por cierto, aquella casona a la que me refería es la que se le conoce como University Club, a la cuál amenazan con construirle un enorme rascacielos prácticamente encima, cambiándole el nombre a University Tower.

No podemos imaginar lo que sus ojos de bronce contemplarán en un futuro distante.

Read Full Post »