Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17 julio 2017


De nuevo, la Estatua ecuestre de Carlos IV ocupa su lugar de honor en la Plaza Manuel Tolsá de nuestro Centro Histórico, pero ahora, lista para sobrevivir otros docientos años más, tras el terrible incidente del ácido nítrico que dio origen a una exhaustiva y concienzuda restauración que recién culminó hace unos días, después tres años, nueve meses y siete millones y medio de pesos.

Cuentan que Tolsá jamás aplicó una pátina metálica como se creía, sino que usó un recubrimiento de pintura verde-marrón en técnica al óleo, método que fue replicado por los especialistas que atendieron al equino y al rey, por eso ahora luce ese tono verde olivo parduzco que dicho sea de paso le va muy bien.

Otro de los secretos del Caballito que fueron revelados es que no fue fundido en una sola pieza como siempre se pensó, fue ensamblado en siete partes, las dos principales, el cuerpo del caballo y el jinete con la silla, más otras cinco de menor tamaño, que son las crines del caballo, el copete, la cola, la rienda y la base con el carcaj, y fue gracias al excelente trabajo que hizo Manuel Tolsá con la soldadura, lo que le abrió paso a través del tiempo de que su Estatua ecuestre de Carlos IV había sido fundida en una sola operación.

Ahora con la nueva iluminación nocturna que se le dio, solo queda que nos demos una vuelta para visitar al entrañable Caballito, en la mañana, en la tarde y en la noche.

Read Full Post »