Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘la ciudad’ Category


Por último y para no provocar vértigo con tanta entrada sobre terrazas en nuestro Centro Histórico, la Vida de Peatón deja por el momento el tema con la terraza del Museo del Estanquillo que se ubica en lo que se le conoce también como el Edificio la Esmeralda, desde donde se tiene una estupenda vista del cruce de la calle Isabel la Católica y el andador peatonal Francisco I. Madero, en la contra esquina el templo de la Profesa y justo al frente el Edificio la Mexicana con su conjunto escultórico, escondidos por ahí se asoman la Torre Latinoamericana y las pétreas campanas de Catedral.

Además de que visitar este singular museo nos da la oportunidad de conocer una parte de la colección de Carlos Monsiváis que es muy grande y siempre da para una infinita variedad de exposiciones.

Read Full Post »


En lo más alto ahora del Centro Cultural de España en México (Guatemala 18 y Donceles 97), podemos disfrutar de otra extraordinaria vista de nuestro Centro Histórico, con la parte posterior de la Catedral que se ubica justo al frente del CCEMx, si buscamos un poco hacia la izquierda antes de que nuestros ojos lleguen a la cúpula de Santa Teresa la Antigua, podremos descubrir que se asoma el Palacio de los Deportes, por supuesto siempre y cuando la contaminación nos lo permita, de cualquier forma, es imposible evitar que nuestra mirada no se extravíe entre las azoteas que nos esconden las mismas calles que es un regocijo caminar.

Read Full Post »


Siempre que es posible subir a lo más alto de algún edificio, y en especial en nuestro Centro Histórico, es una gran oportunidad de conocer una perspectiva que pocos han visto de sus lugares icónicos, un ejemplo de ello es la terraza del museo UNAM Hoy, en la esquina que se encuentra entre la Catedral Metropolitana y Palacio Nacional.

Al asomarnos hacia la calle de Moneda tendremos un panorama que nuestros ojos jamás han observado, en la imagen superior se puede apreciar una de las campanas de Catedral, a la izquierda la parte superior de la Torre Latinoamericana y otro poco más a la izquierda el Edificio Miguel E. Abed, en la inferior encontramos una excelente vista de la cúpula de Santa Teresa la antigua, vale la pena dedicarle un par de minutos para contemplar lo que acontece en la plaza Manuel Gamio.

Read Full Post »


En 1947 el arquitecto Carlos Obregón Santacilia le encargó a Diego Rivera este mural para el Hotel del Prado, casi cuarenta años más tarde el hotel quedó muy afectado después del sismo de septiembre del 85, por fortuna el mural no sufrió ningún daño, fue rescatado y trasladado a un espacio propio donde ahora se le puede observar, el Museo Mural Diego Rivera, que abrió sus puertas en 1988.

Abajó encontramos a un Diego Rivera niño de la mano de la Calavera Garbancera, actualmente por todos conocida como la Catrina, y junto a ésta, su creador José Guadalupe Posada, no podía faltar casi como una figura materna la presencia de Frida Khalo, quien sostiene en su mano el símbolo del Ying-Yang.

Read Full Post »


Siendo presidente de la República Emilio Portes Gil y jefe del departamento del D.F. José María Puig Casauranc, se proyectó y construyó la crujía central y la escalera monumental del Antiguo palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México, inauguradas en febrero de 1930.

Sobre sus veintitrés escalones de mármol una inscripción escrita en cantera dice: “gobernar a la ciudad es servirla”.

Read Full Post »


Detrás de ese angelito labrado en cantera, parado sobre la cabeza de un león y que sostiene una canasta con fruta, se esconde gran parte de la historia y el conocimiento de la ciudad desde que era capital de la Nueva España, ahí se resguarda desde 1981 el Archivo Histórico de la Ciudad de México, conocido aún como el Palacio de los Condes de Heras y Soto.

Es la esquina de Donceles y República de Chile, una de las esquinas más bonitas en la Ciudad de México, que vale la pena detenerse a observar, un extra es que también resguarda la cabeza de la Victoria Alada que cayó durante el terremoto del 57.

Read Full Post »


Del art nouveau de Adamo Boari que todos conocemos en el exterior del Palacio de Bellas Artes, llegamos al art déco de Federico Mariscal con mármol mexicano, ónix y herrería de la Casa Brandt de París, algo que alegraría enormemente a Don Porfirio.

Y entramos a una especie de penumbra que casi no se nota al caminar por ahí, pero si nos detenemos apenas por unos instantes, justo antes de subir las escaleras, pareciera que todo el peso de su historia y sus acontecimientos podrían derrumbarse sobre nosotros, deben ser los nubarrones que no dejan pasar bien la luz.

Read Full Post »

Older Posts »