Feeds:
Entradas
Comentarios


Algo de lo que se puede ver por las calles de nuestro Centro Histórico, lo último del comercio informal y precisamente en la calle de Moneda, son estas carteras con billetes impresos de 100, 200, 500 y mil pesos, además del una más para todos aquellos malinchistas que prefieren la de 100 dólares, ¡bara, bara, bara!, ¡llévela, llévela, llévela!

Anuncios

Ocuparse del presente


Como es bien sabido, preocuparse es ocuparse del futuro, mejor, hay que ocuparse del presente, eso es bien sabido pero siempre lo olvidamos.

Salón de Cabildos


El Antiguo Palacio del Ayuntamiento abrió sus puertas para mostrarnos algunos tesoros mucho más valiosos que los que podamos encontrar en los Pinos, esto es algo que casi todo mundo parece desconocer.

Lo que se aprecia en la imagen es un detalle del plafón del Salón de Cabildos, un mural en el techo conocido como Alegoría a la Patria del pintor Felix Parra realizado a principios de la última década del siglo XIX, pero además podemos encontrar los retratos de todos y cada uno de los virreyes que gobernaron la Nueva España, y quizá el más importante de todos estos tesoros, la primera acta de cabildo del 8 de marzo de 1524, entre otras cosas, de verdad que una visita a este pequeño lugar lo vale.

Creo que nos hace falta más interés por la historia de nuestra ciudad y menos morbo por saber con cuánta opulencia vivían los que nos han mal gobernado.


Entre los tesoros que se pueden encontrar en Ciudad Universitaria, destaca éste mural elaborado con la técnica de mosaico de vidrio por José Chávez Morado en 1952, según explica una placa al frente del Auditorio Alfonso Caso, Chávez Morado fue el último de los grandes muralistas en abandonarnos cuando dejó éste mundo casi a la edad de 94 años en diciembre del 2002.

Los antimonumentos


De un tiempo a la fecha han comenzado a aparecer por la ciudad estos, los llamados antimonumentos, que manifiestan un reclamo por diversos acontecimientos trágicos en nuestra historia reciente, el de la imagen nos refiere a la matanza del 2 de octubre, pero hay más por ahí, como el que recuerda a la guardería ABC, uno más a los 43 de Ayotzinapa, otro más a la Mina Pasta de Conchos, la lista no termina ahí y con toda seguridad continuará, un día de estos nos encontramos alguno referente a la explosión en Tlahuelilpan.

La casa de Roma


Durante el 2018 la casa más famosa en la Cudad de México fue la de López Obrador, la que conocimos como casa de transición, pero desde finales de ese mismo año y seguramente por muchísimo tiempo más, sobre todo después de la entrega de los premios Oscar el próximo fin de semana, ese calificativo le corresponde a la casa de Tepeji 22 en la Roma, dónde Alfonso Cuarón filmó su película.

Para todo aquel que ande por la Roma Sur es ya una visita obligada por una vez en la vida, dónde cualquier día que uno vaya verá a parejas, familias o personas solas tomándose la selfie, en frente, en el número 21, está la casa dónde vivió Cuarón, que por cierto, tiene una puerta idéntica a la de la película.

La casa tiene una pequeña placa con la leyenda “aquí se filmó Roma 2016-2017” y por supuesto, la imagen tenía que ser en blanco y negro para preservar el encanto que todos vimos en Netflix.


No hay que dejar que muera la tarde
no hay que dejar pasar un sol así
maldigo a la ciudad
pero jamás he visto un cielo igual

Las nubes son un barco de plata
que avanza por espumas de coral
y dos monedas de oro
se hunden en tus ojos frente a mí

Como el sol
cuando cae
también tu irás

Megaciudad se acerca el colapso
ya se presiente la inmovilidad
y el viejo río Mixcoac
está estancado en la eternidad

Como el sol
cuando cae
también tu te irás

Deja que afuera se maten entre todos
cojamos con las manos esta tarde
mientras dure

Cómo el sol
cuando cae
como el sol
también tu te irás

En el 2005 La Barranca incluyó en su quinto álbum de estudio, El fluir, esta oda a la Ciudad de México al atardecer y por Mixcoac, escrita por José Manuel Aguilera, quien también es autor de aquel himno chilango al que se le conoce como Chilanga Banda.