Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Centro Histórico’

dsc_1134
En la calle de Dolores, entre Independencia y Artículos 123, dentro de lo que se considera el Barrio Chino más pequeño del mundo, podemos encontrar una puerta roja, algo que no tendría nada de extraordinario excepto porque esa puerta divide dos construcciones distintas, pues bien, detrás de ella se esconde el legendario Callejón de Salsipuedes, el mismo que sirvió de locación para aquella película de Pedro Infante en 1952, Un rincón cerca del cielo, tan dramática como la trilogía de Pepe el Toro.

Sin embargo su fama es mucho más antigua, ya en las crónicas del historiador Luis González Obregón nos hablaba en alguno de sus libros de aquel peculiar callejón de poco más de un metro de ancho, Juan de Dios Peza en Leyendas de las calles de la Ciudad de México, donde narra lejanos sucedidos de esta capital en verso, le dedica unas paginas al en nuestros días casi mítico Callejón de Salsipuedes.

Read Full Post »

dsc_0180
Otra de las grandes atracciones de la Filux, además del Arcoiris Global, fue la instalación denominada Intromisión de la australiana Amanda Parer en la Plaza Santo Domingo, donde cinco conejos monumentales, blanquisimos e intensamente brillantes, se ganaron el cariño de todo aquel que paseo entre ellos, incluso llegando a desear que no se fueran nunca…

Read Full Post »

image1
Trajineras de luz parecen navegar sobre nuestro Zócalo, como una referencia al pasado lacustre de la gran Ciudad de México, al fondo la Catedral Metropolitana y el Sagrario parecen desvanecerse entre la penumbra de la noche del Día de Muertos.

103 trajineras formaron parte de la ofrenda monumental que este año fueron instaladas en la Plaza de la Constitución.
image

Read Full Post »

img_7845
El Centro Mercantil fue el primer gran almacén o tienda departamental que existió en la Ciudad de México, ahí, de manera fastuosa colisionaron el Art Nouveau y el Porfiriato.

Para el día de su inauguración, el 2 de septiembre de 1899, aún no contaba con su emblemático vitral Tiffany realizado por el francés Jacques Grüber, el cual fue incorporado a partir de 1906 mostrando todo su esplendor hasta 1921, se necesitaron más de 20 mil piezas para su elaboración y en él destacan tres estupendas cúpulas, es el vitral de mayores dimensiones en el continente americano y el cuarto más grande en el mundo, fungiendo como una especie de plafón o techo del vestíbulo de lo que ahora se le conoce como el Gran Hotel Ciudad de México.

Read Full Post »

img_6873
Muchas de las veces que he pasado por Madero, me ha tocado ver a este niño, que independientemente de si toca bien o no, se le ve que al tocar su acordeón queda en un profundo estado de disfrute, como si nada más en el mundo le preocupara, supongo que el otro niño que anda por ahí tocando un xilófono es su hermano menor, también supongo que están allí porque sus padres los ponen a mendigar, aquella triste y ancestral costumbre de tener hijos como un negocio o inversión, donde desde niños se les pone a trabajar en lugar de estudiar.

Espero que en el futuro la música lo salve de repetir la historia que sus padres le están enseñando, que no caiga en las drogas, el alcohol o en cualquiera de las peligros que acechan a un niño de su edad en la calle.

Read Full Post »

Estructuras comunicantes

img_7062
En el Atrio de San Francisco, justo atrás de la Torre Latinoamericana, nos encontramos con una instalación creada a base de aros reciclados que originalmente se encontraban en parques públicos de la ciudad, el cual es un proyecto de Anónima arquitectura, integrado por Erik Carranza y Sindy Martínez.

Y de pronto se vuelve una buena oportunidad para tener desde la cima amarilla una perspectiva distinta de un pedazo de nuestro Centro Histórico, una donde se alcanza a apreciar la sutil belleza de la Casa de los Azulejos y el legendario Callejón de la Condesa.
img_7054

Read Full Post »

Unicornio de mar

img_6617
En el numero 81 de República del Salvador, una de tantas propiedades que pertenecen a la Farmacia París sobre esta calle, en el interior me encontré con esta maravilla que jamás había visto en mi vida, una especie de unicornio marino.

No es propiamente un unicornio porque, como diría Rigo Tovar, tiene cola de pescado, tampoco es un caballito de mar porque los hipocampos no tienen cuerno, lo más parecido en la realidad serian los narvales, unos cetáceos poco conocidos que habitan en las profundidades de los mares del Ártico y que no se les da para nada vivir en cautiverio, de hecho pocas personas han tenido la suerte de verlos alguna vez en estado salvaje.

Quizá en el distante pasado el rumor que algunos dispersaron sobre la existencia de estas criaturas marinas, los llevo a hacerse presentes en la mitología, interpretado así como se ve en la imagen, con todo el aspecto de un caballo con cuerno y cola de pez, cuentan que los vikingos durante el medievo vendían los cuernos de los narvales, que no son otra cosa más que un colmillo que podía llegar a medir hasta dos metros, haciéndolos pasar como auténticos cuernos de unicornio, los cuales servían para curar la melancolía e incluso envenenamientos, eso explicaría su presencia en ese lugar, una botica donde preparan al momento las recetas que les solicitan.

Read Full Post »

Older Posts »