Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Pequeños placeres peatonales’

IMG_0358
Después de experimentar algunas dificultades debido al fallo de la cámara de 8 megapixeles de mi celular y viéndome obligado a adquirir un iPod a meses sin intereses con cámara de 5 megapixeles, finalmente, ésta es una de las primeras imágenes que he podido capturar, un ejemplo perfecto de lo que es la vida de peatón.

Una tarde como cualquier otra sobre Madero, dirección al Zócalo, día despejado, con un viento frió y a la vez algo calor, las voces de la gente al pasar, un poco de cansancio de tanto caminar, mientras se disfruta centímetro a centímetro la ciudad, si quiero me detengo a observar lo que yo quiera y a nadie le afecta, algo que ningún automovilista podrá experimentar mientras no se baje de su coche.

Anuncios

Read Full Post »

DSC09823
Hace mucho tiempo por allá de los años ochenta, después de que llegó a esta plaza el Caballito de Manuel Tolsá, habia unas bancas donde uno se podía sentar a disfrutar el esplendoroso paisaje con los palacios de Minería y el que fuera Secretaria de Comunicaciones y Obras Publicas, hoy en día Museo Nacional de Arte, el Edificio Marconi o Garantías y por supuesto la Estatua Ecuestre de Carlos IV, mientras que ahora los escalones de su pedestal sirven para descansar un rato…

Debo confesar que esta pequeña pero hermosa plaza fue la primera que me cautivo dentro del Centro Histórico, además de que me trae muy buenos recuerdos de una época en mi vida a finales de los ochenta, extraño las bancas por supuesto, pero en este momento todos extrañamos más al Caballito de Tolsá que cayó en desgracia cuando el año pasado intentando restaurarlo, lo dañaron con ácido nitríco.

En este espacio que años atrás en el siglo diecinueve le pertenecía al Hospital y al Templo de San Andrés, el cual Benito Juárez mando derrumbar dando lugar a esta plaza, el tiempo y la gente parecen desacelerar su paso.
DSC_8777

Read Full Post »

DSC01137
A muy poca gente el hecho de levantarse temprano no le provoca ningún conflicto, a los demás, se nos dificulta reunir la voluntad necesaria para levantarnos de la cama, recurriendo al tradicional “cinco minutos más”.

Pero en ocasiones, el amanecer nos obsequia momentos que sorprenden agradablemente a nuestra somnolencia, en mi caso, con esta nueva rutina de acompañar a mi hija al CCH Vallejo que se encuentra junto a la Central Camionera del Norte, tuve la oportunidad de contemplar las caprichosas formas del amanecer, mi recompensa por madrugar.

Read Full Post »

DSC00662
¿Alguien noto que mientra llovía por un momento salio el sol?

Esos pequeños detalles de la vida son lo que hace especiales nuestro día, cosas cotidianas o no tanto que parecen insignificantes hasta que nos damos cuenta de lo contrario, no siempre estamos dispuestos a observar la belleza que nos rodea mientras por lo regular nuestra mente se encuentra atorada en el pensamiento de que todos y cada uno de los individuos con los que nos cruzamos en el camino nos van a robar nuestro celular.

¿Alguien ha notado en su camino al menos un detalle excepcional que le proporcione un momento de dicha aunque sea muy leve?

Read Full Post »

DSC09745
Finalmente, uno de esos grupos de los ochentas que durante la primera mitad de esa década sonaba Synth Pop y en el segundo lustro de esos años cambiaba su sonido hacia lo New Wave, por fin llegó a nuestra ciudad para tocar en un espacio sólo para ellos, en el Metropólitan, después de que en el 2011 tocaron en el Corona Capital, Orchestral Manoeuvres in the Dark.

OMD le sucedió a la Ciudad de México ayer jueves 18 de abril, la promesa era que el concierto iniciaba a la nueve de la noche, pero los minutos transcurrían y aun no pasaba nada, la verdad es que muchos de los que nos encontrábamos ahí esperamos desde los ochentas este momento, por lo que esperar 16 minutos más no nos importó a nadie; la austeridad del escenario junto con la ausencia de un abridor contrasto con la grandiosidad de las canciones interpretadas esa noche, el verdadero espectáculo era escuchar las canciones, estar en ese preciso y precioso espacio-tiempo y bueno, nos queda la experiencia de haberlo vivido, algo intangible que jamas podrá ser borrado.

Por cierto, todo ello me lleva a la conclusión de que los 5 megapixeles de mi Xperia ya no son suficientes, necesito un nuevo celular con una mejor camara, mientras reviviré esos momentos en YouTube…
DSC09767

Read Full Post »

Hojas secas

DSC08729
Cuando las hojas secas caen de los árboles semi-sarandeados por el frío viento de estos días, empujándolas a la orilla de las calles y avenidas, mientras los rayos del sol las doran dejándolas crujientes, uno no puede evitar la tentación de bajarse de la banqueta a escuchar y sentir el crujir de esas hojas al caminar sobre ellas…

Read Full Post »


De niño una de las tantas cosas verdaderamente disfrutables de mi infancia era que me compraran una revista llamada Colibrí, para luego hojearla mientras me perdía en el embeleso de sus colores, sus dibujos y lo que contaban sus letras, no tengo recuerdos de su contenido, pero sé que su entraña me llenaba de felicidad.

Ahora de grande, una de aquellas cosas igualmente disfrutables en mi vida, es contemplar a un Colibrí desarrollando su hermosisimo acto de volar y suspenderse en el aire, un momento poco común que suele durar muy poco, sin embargo suelen ser instantes que me proveen de una enorme dicha.

Hace unos días sucedió algo absolutamente improbable, iba por la calle con mi hija y en el parabrisas de un automóvil vimos a un Colibrí que no podía volar, tal vez era muy pequeño y había caído del árbol de junto, por lo que lo agarre con mucho cuidado y lo coloque en una parte alta del tronco, esperando que quedará ahí más seguro, pero no pude evitar el tomarme unos segundos para capturar una imagen del momento, como no puedo evitar hacer la mención de que soy uno de los pocos mortales a lo largo de la historia de la humanidad que han podido sostener en su mano a un Colibrí.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »