Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Plaza Garibaldi’

IMG_6356
Desde hace una semana, frente a la escultura de Juan Gabriel en el Paseo de la Canción Mexicana de Garibaldi, se le rinde homenaje permanentemente, de día con uno que otro curioso y de noche cantando sus canciones con mariachi, mientras en Bellas Artes hacen lo propio en espera de que éste, quizá el último de los grandes compositores que dio México en el siglo XX, regrese una vez más al Palacio de Bellas Artes.

Y justo es hoy el día cuando las puertas de éste recinto sean abiertas para que el pueblo pueda más o menos despedirlo como se debe, porque no se puede negar que era un gran compositor y sus canciones le darán una larga vida que perdurará más allá de nuestras propias vidas y la de muchos de nuestros descendientes.
IMG_6468

Read Full Post »

DSC_0185
Visitando nuevamente el Paseo de la Canción Mexicana, nos encontramos con otro grande de la música vernácula en nuestro país, Javier Solís, el Rey del Bolero Ranchero, de quien se dice que a principios de 1948, comenzó a cantar como solista en la Plaza Garibaldi, acompañado por supuesto de un mariachi, mientras por las mañanas trabajaba en una carnicería, su talento lo llevaría a ser contratado en el legendario Tenampa y en el Guadalajara de Noche.

Cabe destacar que Javier Solís, su nombre artístico, lo adoptaría hasta 1955, abandonando el de Javier Luquín, nombre que usaba desde 1946, su verdadero nombre fue Gabriel Siria Levario.

Read Full Post »

image
Sin duda alguna, en más de una ocasión Pedro Infante habrá estado en la Plaza de Garibaldi, pues bien, aún sigue ahí, en el Paseo de la Canción Mexicana acompañado de las grandes luminarias de la música ranchera.

Read Full Post »


Todos los colores parecen interponerse entre el cielo y la Plaza de Garibaldi, por donde han pasado quién sabe cuantos borrachos, y donde se han escuchado quién sabe cuantas canciones, miles y miles desde hace tanto, ojalá que más canciones que borrachos…

Al fondo, el agave, origen del tequila, las parrandas y las rancheras.

Read Full Post »


Ayer el mariachi fue declarado oficialmente Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, y quien más para representar la esencia de esta cultura exclusiva de nuestro país que el propio José Alfredo Jiménez, quien desde la Plaza de Garibaldi continua expresando en su canto: «Cómo puedo pagar que me quieran a mí y a todas mis canciones, Gracias».

Read Full Post »


No tengo la más mínima idea de si este Mariachimóvil le pertenece al Museo que se ubica en Garibaldi o tal vez sea propiedad de algún grupo de Mariachis de los que siempre están en esta plaza para poder transportarse cuando les sale un trabajo a domicilio, en ambos casos, de ser el museo el dueño, se los deberían de prestar a los músicos, y si es de unos Mariachis, de todos modos es una pieza de museo.

Notaran que este vehículo esta «ataviado» a la usanza Mariachi, supongo que en el estéreo del carro no faltaran las canciones de José Alfredo Jiménez.

Read Full Post »


A muchos los traen por la calle de la amargura, pero sólo en Garibaldi se puede andar por el autentico callejón de la amargura.

Y es que al estar tan cerca del Tenampa y de otros lugares similares a este, donde desde hace mucho los débiles mortales intentan ahogar sus penas de amor con tequila y mezcal, para después salir a llorar su dolor en este callejón de la Plaza Garibaldi acompañados por un buen Mariachi, como en aquellas películas en blanco y negro de Pedro Infante y Jorge Negrete.

Read Full Post »


Este es el Paseo en la calle Honduras, de día, conformado por un espacio escultórico que integran diez renombrados autores e interpretes de la canción mexicana, José Alfredo Jiménez, Lola Beltrán, Javier Solís, María de Lourdes, Cirilo Marmolejo, Tomás Méndez, Pedro Infante, Manuel Esperón, Juan Gabriel y José Ángel Espinoza «Ferrusquilla».

Al fondo se asoman la Plaza Garibaldi, el legendario Tenampa y el nuevo Museo del Tequila y el Mezcal.

Read Full Post »


Manuel Esperón, uno de los pilares de la época de Oro del Cine Mexicano, nació el 3 de agosto de 1911 en la Ciudad de México, y faltandole poco menos de seis meses para cumplir los 100 años de edad falleció de un paro respiratorio; ahora permanece en la Plaza Garibaldi dirigiendo a una imaginaria orquesta que interpreta su gran éxito, “Amorcito Corazón”, eso no lo digo yo, lo dice la partitura que sostiene en su mano izquierda, donde se lee el titulo de aquella canción que hizo famosa Pedro Infante en la trilogía Nosotros los Pobres, Ustedes los Ricos y Pepe el Toro.

Un dato poco conocido es que la música, pero no la letra, fue compuesta por Manuel Esperón, lo que se ignora es que fue Pedro de Urdimalas quien escribió la letra de Amorcito Corazón, la balada de Pepe el Toro y la Chorreada.

Read Full Post »


El origen de este famoso salón ubicado en la legendaria Plaza Garibaldi, se debe al coculense Juan Indalecio Hernández Ibarra, miembro de una familia de mediana posición económica, quien decidió salir de Cocula, para probar suerte en la ciudad de Guadalajara dedicandose al negocio de las tiendas-cantinas tan en boga en aquellos tiempos.

Al paso de los años decidió cambiar de ambiente y llega a la ciudad de México en 1923, para establecerse en las calles de Honduras, a un costado de la Plaza Garibaldi. Abrió ahí un negocio similar al que tenía en Guadalajara, al que puso por nombre El Tenampa.

Don Juan trajo también de su Cocula, algo muy típico de allá: el mariachi.

El Lic. Ignacio Reynoso, habiendo establecido su residencia en la ciudad de México, promovió la llegada del mariachi de Concho Andrade, que arribó a la capital el 25 de julio de 1925. Al día siguiente, hicieron su presentación en el restaurante «La Bombilla», lugar histórico porque ahí fue asesinado el general Álvaro Obregón, cuando celebraba el onomástico de su amigo el diputado federal Alfredo Romo.

Cuando Juan Hernández, tuvo noticias de la visita a la capital de su paisano Concho Andrade, quien venía al frente de su mariachi, no tardó mucho en localizarlo para platicar con él y convencerlo de que se fuera a trabajar a su cantina, en la forma como siempre lo han hecho los mariachis en Cocula.

Por lo tanto el primer mariachi que llegó realmente a Garibaldi, fue el de Concho Andrade. Él tiene el mérito de haber sido el primero en tocar en la cantina El Tenampa.

A finales del año 1927, Concho llevó a su compadre Cirilo Marmolejo a tocar también en ese centro. Mientras uno de los grupos tocaba dentro del local, el otro complacía a la clientela en la plaza. De esta forma el mariachi empezó a ser un fenómeno nacional y su punto de identificación sería, en adelante, la Plaza de Garibaldi.

La habilidad musical de Concho Andrade, fue reconocida en todo el país, en una época en que no había muchos medios de comunicación. Con su extraordinaria tenacidad, se convirtió en fundador de un gremio de más de tres mil músicos y en edificador del Garibaldi que todos conocemos ahora. Concho Andrade murió en la pobreza en el año de 1943.

En el año 1933, el General Abelardo Rodríguez trajo a la capital el mariachi coculense de José Reyes y le exigió al grupo que vistiera el traje de charro, tan de moda en ese tiempo, para sus presentaciones.

El Mariachi de José Reyes, por primera vez porta el traje de charro tocando también en El Tenampa, en Chapultepec y en la Alameda Central.

A mediados de los años 30, empezaron a surgir los grandes solistas de la canción bravía mexicana como Tito Guízar y Lucha Reyes. Posteriormente llegaron Jorge Negrete, Pedro Infante, Lola Beltrán, Pedro Vargas, Agustín Lara, José Alfredo Jiménez, Amalia Mendoza la Tariácuri, Miguel Aceves Mejía, Javier Solís, Lucha Villa, Vicente Fernández y muchos cantantes más que han pasado por El Tenampa, todos ellos acompañados por los mejores grupos de mariachis.

A partir de aquella fecha, varios han sido los conjuntos que, procedentes tanto del mismo Cocula, como de otros lugares de Jalisco y diversos estados del país, han visitado la gran ciudad de México. Su punto de concentración general, ha sido siempre El Tenampa y la típica Plaza de Garibaldi; pero además, han recorrido la República Mexicana y han triunfado por todas partes del mundo.

Junto con el mariachi, El Tenampa ha quedado plasmado para siempre en el panorama musical y cultural de México como el lugar más típico de la capital.

Read Full Post »

Older Posts »