Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2014

DSC_6392
Para muchos el nombre Richard Bell Guest no significa nada, acaso “Mr. Bell” les traiga a la mente el recuerdo de haber oído hablar de este famoso payaso ingles que llegó a México en 1869 con el Circo Chiarini y que después se integraría al Circo Orín, formando su circo, el Circo Bell en diciembre de 1907 en nuestra ciudad de México, sin embargo al llegar la Revolución tomo la decisión de marcharse a Inglaterra, y en 1911 inició junto a su familia el viaje llegando a Nueva York, en donde tenían la intención de estar un tiempo, sin embargo tras una nevada, enfermó gravemente y finalmente el 12 de marzo de ese mismo año falleció.

Ricardo Bell, como era conocido en nuestro país nació en Deptford, Inglaterra un 10 de enero de 1858, así que si pasan algún día por la llamada y muy abandonada Plaza de los Payasos sabrán quien es este personaje que se encuentra entre un par de payasos más, “el Gran Pirrin” y “Bozo”, el primero poco conocido también, pero no menos importante, y el segundo mucho más famoso, cabe destacar la ausencia de placas las cuales seguramente fueron robadas para vender por kilo, el lamentable estado del jardín donde se ubican y lo inseguro que resulta pasar por el lugar.

Anuncios

Read Full Post »

DSC_6386
Al contemplar esta escultura del legendario Santo, el Enmascarado de Plata, uno no puede evitar recordar aquellos muñequitos de luchadores con los que jugamos en algún momento de nuestra niñez, los cuales justamente tenian esta pose.

Se encuentra en un pequeño jardín muy cerca de donde termina el Paseo de la Reforma e inicia la Calzada de Guadalupe, en la calle Gorostiza de la colonia Peralvillo, cerca de Tepito, la escultura realizada en bronce mide 3.60 metros de altura y pesa una tonelada y media, su autor es el escultor Edwin Barrera García.

Read Full Post »

DSC_6407
Cualquier día es bueno para recordar a Santa Sabina y en especial a Rita Guerrero, sobre todo si se trata de una de esas canciones que recorren nuestra Ciudad de México, por eso hoy la Vida de Peatón agrega a su PlaylistDF la canción Gasto de Saliva del primer disco de Santa Sabina grabado en 1992.

Cuidado cuando te lances para acá, no te tardes mucho y mucho menos hoy,
sabes tú, ayer solía imaginarte, imaginar danzando en pueblos perdidos…

Espere, ¿sabe?, aun hay un consuelo trazando lejanías, tiñendo mares,
arraigados por caminos melancólicos trazando lejanías, tiñendo mares,
¿qué no debería estar en la escuela?…

Sáquese de aquí que nomás es un gasto de saliva,
todos mirándose, es repeligroso, por ahí es exactamente donde yo pasé,
el camino es largo y ya era hora, ¿conoces por niño perdido?…

Encontraron al espíritu en la esquina de Tlalpan y el Eje 10,
lo debrayaban, debrayaban, cada quien en su esquina, cada quien en su esquina,
cada quien en su esquina…

Ardían las bocas, mi mirada chocó con la que estaba enfrente,
en lo que va del año más de uno se lamió la conciencia,
y el pavimento dulce lesión se volvió y la loca calle le reclama…

La hazaña fue contada por un serafín, pero la cantidad exacta nadie sabe nada,
es más ni creo que sea verdad, apúrate que ya van a cerrar,
no es por demás exprimirse el corazón, exprimirse el corazón, exprimirse el corazón…

No te andes por Calzada de Misterios,
presenta tu credencial,
y llégale por otro lugar,
el Eje 9 te puede acercar.

No te andes por Calzada de Misterios,
presenta tu credencial,
y llégale por otro lugar,
el Eje 9 te puede acercar.

Ardían las bocas, mi mirada chocó con la que estaba enfrente,
en lo que va del año más de uno se lamió la conciencia,
y el pavimento dulce lesión se volvió y la loca calle le reclama…

La hazaña fue contada por un serafín, pero la cantidad exacta nadie sabe nada,
es más ni creo que sea verdad, apúrate que ya van a cerrar,
no es por demás exprimirse el corazón, exprimirse el corazón…

No te andes por Calzada de Misterios,
presenta tu credencial,
y llégale por otro lugar,
el Eje 9 te puede acercar.

No te andes por Calzada de Misterios,
presenta tu credencial,
y llégale por otro lugar,
el Eje 9 te puede acercar.

No te andes por Calzada de Misterios,
presenta tu credencial,
y llégale por otro lugar,
el Eje 9 te puede acercar.

No te andes,
no te andes por Calzada de Misterios,
presenta tu credencial…

Read Full Post »

DSC_6058
Señalar un arco iris con la mano es algo malo, llegar a donde termina el arco iris es algo bueno, ideas, creencias, supersticiones, la cuestión es que el domingo pasado varios minutos antes de salir del trabajo, apareció un arco iris doble, tomando en cuenta que al día siguiente comenzaban mis vacaciones, eso tenia que ser una señal, buena o mala, no lo podía saber, así que investigue en Internet mientras intentaba imaginar si era algo negativo o positivo.

Sencillamente se trata de un segundo arco más tenue con los colores invertidos, así sin mayor significado, no sé porque tenemos la costumbre de relacionar las cosas poco comunes con la posibilidad de que ocurran cosas extraordinarias, por eso, cuando se trata de algo que nos crea falsas o verdaderas expectativas, definitivamente como alguien dijo, “Mejor que no haya próxima”…

Read Full Post »

DSC07237
Entre todas las leyendas de nuestra ciudad, que son muchas y que están desperdigadas por todo nuestro Centro Histórico, hay una de tantas que rescató en su libro Las calles de México el legendario cronista de la Ciudad de México Luis Gozález Obregón y que sucedió en la calle que hoy conocemos como República de Perú, la relata con las siguientes palabras:

“Por los años de 1670 a 1680, según las sesudas investigaciones de Don Francisco de Sedano, vivía en esta ciudad de México y en la casa número 3 de la calle de la Puerta Falsa de Santo Domingo, ahora número 100, calle atravesada entonces de Oriente a Poniente por una acequia, vivía, digo, un clérigo eclesiástico; mas no honesta y honradamente como Dios manda, sino en incontinencia con una mala mujer y como si fuera su legítima esposa.

No muy lejos de allí pero tampoco no muy cerca, en la calle de de las Rejas de Balbanera, bajos de la ex-Universidad, había una casa que hoy está reedificada, la cual antiguamente se llamó Casa del Pujavante, porque tenía sobre la puerta “esculpido en la cantería un pujavante y tenazas cruzadas”, que Sedano vio varias veces, y que decían ser “memoria” del siguiente sobrenatural caso histórico que el incrédulo lector quizá tendrá sin duda por conseja popular.

En esta casa habitaba y tenía su banco antiguo herrador, grande amigo del clérigo amancebado, item más, compadre suyo, quien estaba al tanto de aquella mala vida, y como frecuentaba la casa y tenía con él mucha confianza, repetidas ocasiones exhortó a su compadre y le dio consejos sanos para que abandonase la senda torcida a que le había conducido su ceguedad.

Vanos fueron los consejos, estériles las exhortaciones del “buen herrador” para con su “errado compadre” que cuando el demonio tórnase en travieso Amor la amistad es impotente para vencer tan satánico enemigo.

Cierta noche en que el buen herrador estaba ya dormido, oyó llamar a la puerta del taller con grandes descomunales golpes, que le hicieron despertar y levantarse más que de prisa.

Salió a ver quién era, perezoso por lo avanzado de la hora; pero a la vez alarmado por temor de que fuesen ladrones, y se halló con que los que llamaban eran dos negros que conducían una mula y un recado de su compadre el clérigo, suplicándole le herrase inmediatamente la bestia, pues muy temprano tenía que ir al Santuario de la Virgen de Guadalupe.

Reconoció en efecto la cabalgadura que solía usar su compadre, y del oficio, y clavó cuatro sendas herraduras en las cuatro patas del animal.

Concluida la tarea, los negros se llevaron la mula, pero dándole tan crueles y repetidos golpes, que el cristiano herrador les reprendió agriamente su poco caritativo proceder.

Muy de mañana, al día siguiente, se presentó el herrador en casa de su compadre para informarse del por qué iría tan temprano a Guadalupe, como le habían informado los negros, y halló al clérigo aún recogido en la cama al lado de su manceba.

-Lucidos, estamos, señor compadre –le dijo-; despertarme tan de noche para herrar una mula, y todavía tiene vuestra merced tirantes las piernas debajo de las sábanas, ¿qué sucede con el viaje?

-Ni he mandado herrar mi mula, ni pienso hacer viaje alguno – replicó el aludido.

Claras y prontas explicaciones mediaron entre los dos amigos, y al fin de cuentas convinieron en que algún travieso había querido correr aquel chasco al bueno del herrador, y para celebrar toda la chanza, el clérigo comenzó a despertar a la mujer con quien vivía.

Una y dos veces la llamó por su nombre, y la mujer no respondió. Una y dos veces movió su cuerpo, y estaba rígido. No se notaba en ella respiración, había muerto.

Los dos compadres se contemplaron mudos de espanto; pero su asombro fue inmenso cuando vieron horrorizados, que en cada una de las manos y en cada uno de los pies de aquella desgraciada, se hallaban las mismas herraduras con los mismos clavos, que había puesto a la mula el buen herrador.

Ambos se convencieron, repuestos de su asombro, que todo aquello era efecto de la Divina justicia, y que los negros, habían sido los demonios salidos del infierno.

Inmediatamente avisaron al cura de la Parroquia de Santa Catarina, Dr. D. Francisco Antonio Ortiz, y al volver con él a la casa, hallaron en ella al R.P. Don José Vidal y a un religioso carmelita, que también habían sido llamados, y mirando con atención a la difunta vieron que tenía un freno en la boca y las señales de los golpes que le dieron los demonios cuando la llevaron a herrar con aspecto de mula.

Ante caso tan estupendo y por acuerdo de los tres respetables testigos, se resolvió hacer un hoyo en la misma casa para enterrar a la mujer, y una vez ejecutada la inhumación, guardar profundo secreto entre los presentes.

Cuentan las crónicas que ese mismo día, temblando de miedo y protestando cambiar de vida, salió de la casa número 3 de la calle de la Puerta Falsa de Santo Domingo, el clérigo protagonista de esta verídica historia, sin que nadie después volviera a tener noticia de su paradero. Que el cura de Santa Catarina, “andaba movido a entrar en religión”, y con este caso, acabó de resolverse y entró a la Compañía de Jesús, donde vivió hasta la edad de 84 años, y fue muy estimado por sus virtudes, y refería este caso con asombro”. Que el P. Don José Vidal murió en 1702, en el Colegio de San Pedro y San Pablo de México, a la edad de 72 años, después de asombrar con su ejemplar vida, y de haber introducido el culto de la Virgen, bajo la advocación de los Dolores, en todo el Reino de la Nueva España.

Sólo callan las viejas crónicas el fin de R.P. carmelita, testigo ocular del suceso, y del bueno del herrador, que Dios tenga en su santa Gloria”.

Read Full Post »

DSC_6163
Me gustan los museos y siempre que puedo acostumbro ir con mi familia, entiendo que por lo regular no les agrade mucho la idea de visitar uno, así que cuando salen sin haber padecido el frecuente aburrimiento, habiendo disfrutando la experiencia, yo salgo más que feliz.

Afortunadamente en nuestra ciudad hay una gran variedad de museos, sobre todo en nuestro Centro Histórico, y por si fuera poco, recién tuvimos la Feria de los Museos en el Monumento a la Revolución con una digna representación de muchos de ellos, la suma suficiente de probaditas para que a todo mundo se le antoje ir a alguno, yo por mi parte que siempre me ha gustado coleccionar folletos informativos de los museos, no pude evitar aceptar todos y cada uno de los que me ofrecieron o pedí.
DSC_6001

Read Full Post »

Buscando a Nemo

DSC_5897
Supongo que pensar en este escenario inundado en una de aquellas intensas tormentas por la tarde en la ciudad, con ese tapiz que nos refiere a un fondo marino, podría ofender a los automovilistas que circulan por esta avenida, lo sé, es algo así como un pensamiento irresponsable, por lo que sólo diré que en casos de congestionamiento vehicular en este punto, aquellos que se quedan atorados en ese terrible trafico que devora a la mancha urbana en las horas pico, donde no se tiene a donde mirar, debe de ser relajante poder observar estos pecesillos, y con todo el tiempo del mundo buscar e intentar encontrar un Pez Payaso como el de aquella película de Disney y Pixar.

Lo que hay que admitir es que el decorado le ha impedido a los grafiteros firmar los muros con trazos que nos destrozan la retina…

Read Full Post »

Older Posts »