Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 mayo 2012


Nuestro Zócalo nuevamente nos lo han robado, ahora fueron “maestros” que hacen huelga exigiendo no ser evaluados, es decir, la humanidad a tenido millones de excusas para protestar, para hacer demandas, para no estar de acuerdo con algo, y estos “maestros” sólo piden que nadie los obligue a prepararse, que los dejen en paz con su mediocridad, y aquí están, mientras en sus escuelas no hay quien de clases.

¿Que sigue?, ¿alumnos de secundaria exigiendo no hacer exámenes extraordinarios aunque deban varias materias, y por supuesto, pase automático a preparatoria?

En lo personal, me da un poco de pena que el mundo vea esto, ¿a ellos no les dará pena?

Por suerte, existen verdaderos Maestros, no todos son así.

Anuncios

Read Full Post »


Este es uno de los cuatro murales que David Alfaro Siqueiros realizó entre 1923 y 1924 en la entonces Escuela Nacional Preparatoria, lugar conocido también como el Patio Chico del Antiguo Colegio de San Ildefonso, estas obras que se ubican en el cubo de la escalera, La alegoría de los cinco elementos, El entierro del obrero sacrificado, Los mitos y El llamado de la libertad, tienen el merito de ser sus primeros murales, donde usó las técnicas del fresco y la encáustica.

El 1 de diciembre de 1920, Álvaro Obregón asumió la presidencia de México, en 1921 nombró como secretario de Educación Pública al Apóstol de la educación, José Vasconcelos, quien se impuso la misión de educar a las masas a través del arte público y contrató a decenas de artistas y escritores para erigir una cultura mexicana moderna. Siqueiros, Rivera y José Clemente Orozco trabajaron juntos con Vasconcelos, quien apoyó el movimiento muralista encargándoles murales para edificios destacados en la Ciudad de México.

Read Full Post »


En estos días tan calurosos, y sobre todo, en un lugar como la Plaza de la Constitución donde no existe otra opción de refugio contra el fulminante sol, más que el asta bandera, varios individuos aprovechan el quedarse ahí, nadie sabe para qué, cuando podrían buscar refugio en el interior de Catedral, bajo la sombra del Edificio del Gobierno del Distrito Federal o adentro del Metro Zócalo, ellos prefieren permanecer alineados compartiendo la sombra.

Read Full Post »


En 1921, cuando este recinto albergaba la Sala de Discusiones Libres y la Oficina de la Campaña contra el Analfabetismo, Roberto Montenegro inició la elaboración de este mural, como un nuevo altar a la sabiduría.

Originalmente, la figura central era un hombre desnudo e indefenso, apenas cubierto con una manta y con los atributos tradicionales del martirio de San Sebastián; posteriormente, se cambió la imagen por la de un guerrero ataviado con una armadura de tal forma que representara la posición del hombre como eje del universo.

El mural incluye a doce mujeres, las cuales refieren a los doce frutos del árbol de la vida e insinúa la presencia del espíritu y la materia en el eterno devenir del Universo.

La escena del mural contiene detalles derivados de las artes populares regionales, e incluye en la fronda del árbol diversos elementos animales y vegetales, con lo cual se sugiere un vínculo ineludible con la naturaleza para acceder a la sabiduría.

adicionalmente el inmueble cuenta con los vitrales La vendedora de pericos, El jarabe tapatío y el escudo de la Universidad Nacional de México, así como los mosaicos y ornamentos de los arcos elaborados por Jorge Enciso, Gabriel Fernández Ledesma, Eduardo Villaseñor, y el propio Roberto Montenegro. Sin duda un ejemplo del arte mexicano de principios del siglo XX que logró integrar de manera armónica la pintura del mural con la arquitectura del recinto.

El árbol de la ciencia o El árbol de la vida en el ex Templo de San Pedro y San Pablo, que hasta hace poco fue sede del Museo de la Luz, hoy, Museo de las Constituciones.

Acción supera al Destino
¡Vence!

Read Full Post »


En la Plaza de San Jacinto, en San Ángel, un busto del comandante John Riley y una placa conmemoran al heroico Batallón de San Patricio, quienes lucharon del lado del Ejército Mexicano contra la invasión de los Estados Unidos en 1847, formado por inmigrantes de origen irlandés, pero también por algunos alemanes, además de una minoría canadiense, inglesa, escocesa, polaca, italiana y extranjeros residentes en México, todos católicos.

Justo frente a ese monumento, cruzando la calle, se encuentra en la pared otra placa que recuerda lo siguiente: En memoria de los soldados irlandeses del Heroico Batallón de San Patricio, mártires que dieron su vida por la causa de México durante la injusta invasión norteamericana de 1847, a continuación aparecen 71 nombres de los “San Patricios”, entre los que se lee primero con el grado de Capitán el nombre de John O’Reilly, quien se salvo de morir fusilado contra esos muros, al parecer, falleció en la Ciudad de Veracruz, el 31 de Agosto de 1850, a la edad de cuarenta y cinco años bajo el nombre de Juan Reley.

Read Full Post »

Eisenstein con calavera de azúcar


Hace poco me encontré con que al buscar en las imágenes de Google el titulo de esta fotografía, Eisenstein con calavera de azúcar, sólo salían dos resultados correctos pero recortados de esta instantánea mágica de 1931, del fotógrafo Agustín Jiménez.

Serguéi Eisenstein, director de cine y teatro soviético de origen judío, entre 1930 y 1932 permaneció en México donde intentó filmar ¡Que viva México!, una producción que padeció muchas dificultades para finalmente ser abandonada.

De cualquier forma, este Serguéi Eisenstein, el que sostiene la calavera de azúcar, nos pertenece, es nuestro, de nuestra ciudad, aquella de los años 30.

La imagen formó parte de la exposición Sol y sombras de la fotografía moderna mexicana: Manuel Álvarez Bravo, Agustín Jiménez y Luis Márquez, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso durante el año pasado.

Read Full Post »


Detrás de Catedral, en la calle de Guatemala, esta la Capilla de las Ánimas, con sus paredes pintadas de un rojo tan intenso que sugiere el fuego eterno que consume las almas en el Purgatorio, mientras esperan ser rescatadas para entrar tarde o temprano al Cielo.

El arquitecto Pedro de Arrieta, maestro mayor del Reino, de la Catedral y del Real Palacio, construyó esta Capilla de las Ánimas en 1721, y en 1725 la habitación de los infantes dentro del edificio del seminario.

En esta capilla se estableció una congregación con objeto de hacer sufragios por las ánimas del purgatorio. La tuvo a su cuidado Don Cayetano Gil de la Concha quien fue tan solicito en el cuidado de ella que habiendo sido destruida por un voraz incendio el 3 de mayo de 1748, emprendió reedificarla a sus expensas.

Read Full Post »

Older Posts »