Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 mayo 2013

DSC00180
El Hard Rock Cafe que hasta hace unos cuantos días se ubicaba en la calle Campos Elíseos # 290 esquina con el Paseo de la Reforma en Polanco, cerró sus puertas después de 23 años; fue inaugurado en septiembre de 1989 y la primer piedra fue colocada por Elton John, ademas de ser sede del Hard Rock Live, exhibía en su interior una gran colección de memorabilia que lo convirtió en una especie de museo del Rock and Roll en la Ciudad de México.

Las razones por las cuales desaparece esta legendaria y emblemática franquicia es irrelevante, al fin y al cabo lo importante es que este es uno de esos sitios que en mayor o menor grado se vuelven un icono como tantos otros que han desaparecido, y aunque en un futuro aparezca otro Hard Rock Cafe, su lugar tanto en esa área de Polanco como en la historia de nuestra ciudad, jamás será reemplazado.
DSC00185

Anuncios

Read Full Post »

Tonalidades

X10mini
No todas las mañanas tenemos la oportunidad de disfrutar de un hermoso amanecer saturado de tonalidades tan variadas como las de hoy, básicamente con tonos púrpura, azulado y rojizo por aquello de la dispersión de Rayleigh, sombras y lineas obscuras cortesía de las casa, los árboles, antenas análogas y cables de luz.

Aquellos que les cuesta levantarse a las 7:59 de la “madrugada” pueden observar arriba un poco de lo que se perdieron, hay que tomar en consideración que ninguna instantánea refleja lo que nuestros ojos captan en realidad, a los que si se levantaron temprano pero no se percataron de esto, una pequeña observación, hay que mirar de vez en cuando al cielo, no sólo para buscar ovnis, también para encontrar cosas bonitas como estas.

Read Full Post »

DSC09995
Con todos los siglos que lleva a cuestas nuestra Ciudad de México, considerando que la gran Tenochtitlan fue fundada por ahí del año 1325, es muy probable que durante el recorrido habitual que hacemos de nuestra casa al trabajo un mexica fue masacrado por un español durante la conquista, un individuo adinerado fue asesinado por un asaltante cualquiera en la época colonial, un tipo mató a otro por motivos que jamás se descubrieron en los tiempos del México independiente, un soldado cayó en un enfrentamiento durante la Revolución, un trabajador de la construcción falleció al caer del edificio en el que laboraba en los años cincuenta, una persona pereció al ser atropellada por un microbus no hace mucho…

Todo esto, más o menos y con algunas variantes, también dependiendo si se vive o trabaja cerca del Centro Histórico.

Al salir de paseo para recorrer las calles del Centro las posibilidades aumentan dramáticamente, sólo que esas historias que se vuelven leyenda urbana algunas, con el paso del tiempo se extravían de la memoria, pero no todas, un ejemplo es el Jardín Lecumberri que se ubica a espaldas del Archivo General de la Nación, antes Penitenciaria de Lecumberri, donde hace poco más de cien años fueron sacrificados el Presidente Francisco I. Madero y el Vicepresidente José María Pino Suárez, defensores de las libertades democráticas, el 22 de Febrero de 1913, a manos del traidor Huerta.

Aquí un enorme muro con los nombres inscritos nos recuerdan el trágico acontecimiento para que nunca se nos olvide, ni hoy, ni dentro de otros cien años.
DSC09991

Read Full Post »

DSC03000
Una bonita imagen de nuestro Bosque de Chapultepec, con sus ardillas que de vez en cuando salen de excursión y se aventuran por las calles de Polanco y colonias aledañas al Bosque, vía los cables de luz; no puedo imaginar el porqué salen a buscar algo que definitivamente no existe más allá del verde Bosque de Chapultepec que es lo más cercano a su hábitat natural, espero sea una especie de vacaciones de menos de un día para luego regresar a disfrutar las bondades de Chapultepec.

Read Full Post »

DSC09572
Casi oculto en la Segunda Sección de Chapultepec, el mural El agua, origen de la vida que Diego Rivera nos ofreció en 1951, tiene la peculiaridad de ser único en el mundo, en su condición subacuática, por haber mantenido una intensa convivencia con el agua que corrió por poco más de cuarenta años junto a los trazos que Diego pintó en el túnel, el piso y los cuatro muros del tanque, relación que resulto ser destructiva para la obra del gran muralista, por lo que desde 1992 las aguas del Lerma dejaron de circular por el Cárcamo de Dolores.

Precisamente es Diego Rivera quien da una interesante descripción de su trabajo de la siguiente manera:

“Una chispa de electricidad que anima los minerales en suspensión y se forma la primera célula viva; ésta se divide, se subdivide y siempre reproduciéndose así, forma colonias, micro-orgánicas primero y después, de más en más complicadas, poco a poco se integran al reino vegetal y animal hasta culminar en el vertebrado humano”.
DSC09578
Un elemento muy importante es el que se aprecia en el piso de este tanque, el ocular de un microscopio en el instante preciso en que el caldo primitivo recibe las primeras descargas eléctricas, de acuerdo con las hipótesis de Aleksandr Oparin, biologo y bioquimico sovietico que realizó importantes avances con respecto al origen de la vida en el planeta.

Según la Wikipedia:

De este centro parten innumerables microorganismos, en tránsito sobre franjas coloridas que rematan en formas estilizadas como chalchihuites, imitando la representación de cuerpos de agua en los códices prehispánicos y que prosiguen hasta el túnel. La secuencia evolutiva de estos microorganismos da origen a la vida, formando especies vegetales y animales de la que se desprenden dos figuras antropomorfas a la izquierda y derecha del tanque que emergen del agua: uno es un hombre de raza negra en el muro sur y una mujer de raza oriental en el norte.
DSC09571
DSC09570
El hombre es de raza negra y la mujer tiene rasgos asiáticos, plasmando Rivera así las tesis del origen del hombre planteados por la ciencia soviética en los años cincuenta. La mujer se encuentra embarazada, y a ella arriba un batracio de rasgos semejantes a los del pintor.

En la parte superior del túnel inicia la narrativa social del mural. Dos grandes manos obreras dan el agua a la ciudad, simbolizando el esfuerzo obrero para llevarla a los habitantes de la capital de México. Al lado izquierdo, se observa al ingeniero Daniel Hernández, quien da de beber a una anciana beata que representa a la aristocracia. Junto a ella un niño con traje de arlequín y un mono como mascota esperan su turno, lo que representa la imitación de estereotipos. Al fondo se observan edificios de la corriente Internacional, siendo reconocible el Hotel Reforma de Mario Pani. A la derecha del ingeniero un obrero perfora roca con maquinaria para extraer el agua, en tanto del lado derecho de las manos, dos obreros que perforan la roca con picos ofrecen agua a una familia obrera. Una niña sacia su sed y dos personas más esperan. Detrás de ellos, en contraposición a los edificios modernos del muro de enfrente, está representado un templo (teocalli). Los obreros dan de beber a ambos lados de las manos con sus propios cascos, simbolizando el trabajo obrero por el bien común.

A la derecha de la mujer, en el extremo nororiente del mural, una familia obrera usa el agua para cultivar una parcela. En el extremo opuesto, se representa el uso recreativo del agua con dos personas nadando. Una tiene el rostro de la hija del pintor, Ruth Rivera.
DSC09574
En el muro poniente, y debajo de las compuertas que regulaban el paso del agua al cárcamo, se observa a los ingenieros que participaron en la construcción del Sistema Lerma, con el arquitecto Rivas y el ingeniero Eduardo Molina al centro, quien extiende unos planos de color azul explicando el funcionamiento del sistema.

Debajo de ellos se representó las moléculas del cloro y del amoniaco, así como su combinación para producir el desinfectante que hace posible la potabilización del agua. Las compuertas, actualmente pintadas de rojo, están unidas a unas llaves que aún permanecen en la parte superior del tanque.

Read Full Post »

DSC09581
El Cárcamo de Dolores construido por el arquitecto Ricardo Rivas como parte de la obra hidráulica para recibir las aguas del río Lerma y distribuirlas en la Ciudad de México, comenzó a funcionar en 1951, en el proyecto original sería decorado en su totalidad desde sus muros hasta la cúpula por Diego Rivera, pero sólo logró terminar el mural “El agua, origen de la vida” y la Fuente de Tlaloc, nombrada por él Totopamitl.

La Fuente muestra a un dios Tlaloc bicéfalo recostado sobre un gran charco de agua mirando hacia el cielo, mientras su otra cara observa hacia el interior del Cárcamo con la boca abierta, con la mano izquierda siembra granos de maíz y con la mano derecha ofrece dos mazorcas, otra perspectiva sugiere que las mazorcas las toma de una milpa sobre la que llueve, mientras que en la otra mano sostiene cuatro semillas de maíz y otras cuatro que ya han regresado a la tierra, su cuerpo cubierto de piedras de colores y mosaicos está diseñado para ser apreciado íntegramente desde el cielo, al fondo de la fuente de la que emerge Tlaloc, hay una representación de la serpiente emplumada, Quetzalcóatl, entre símbolos acuáticos como peces y caracoles, manantiales y ríos, ademas de una víbora de cascabel y una araña.

Para ingresar al interior del Cárcamo de Dolores es necesario ahí mismo comprar un boleto del Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental que se ubica muy cerca del lugar, en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec, para apreciar en toda su magnitud la Fuente de Tlaloc es necesario alquilar un helicóptero, pero para nosotros, simples mortales transeúntes, nos pusieron no hace mucho una especie de pirámide que sirve como punto de observación aunque siempre esta la opción de observar a esta deidad a vista de pájaro en el Google Maps.
DSC09583

Read Full Post »

DSC09913
Un edificio como tantos otros, en apariencia común y corriente, tanto que casi pasa desapercibido entre todas las construcciones que existen a lo largo y ancho de nuestra Ciudad de México, pero el Edificio Ermita que se ubica entre las avenidas Revolución y Jalisco, es mucho más que eso.

Propiedad de la familia Mier y Pesado, le asignaron al arquitecto Juan Segura la construcción de este edificio estilo Art decó sobre el terreno donde anteriormente existió una capilla, de ahí el nombre Ermita, los trabajos iniciaron en 1929 y finalmente terminaron en 1935, constando con locales comerciales en la planta baja y 78 departamentos en sus ocho pisos superiores, lo que lo convirtió durante aquella década de los años treinta en el primer edificio más alto de la ciudad de México, en 1936 fue inaugurado el Cine Hipódromo que posteriormente funciono como teatro.

Hoy en día este edificio tal vez acapare más la atención por la gigantesca botella de Coca Cola en su lado más estrecho mientras sus fachadas muestran el estrago que el tiempo ha hecho en sus muros, nada que unos cuantos galones de pintura no puedan solucionar… algún día.
DSC09906

Read Full Post »

Older Posts »